Es saludable  +datos

¡Nos llena de energía! Tiene un alto contenido en vitamina C.

El kiwi contiene inositol, una sustancia natural que puede prevenir la depresión en adultos. Ayuda a evitar el nerviosismo, dado su contenido en vitamina C y elevado nivel de magnesio. Asimismo, su contenido en vitamina E ayuda en la prevención de enfermedades oculares como las cataratas y la ceguera nocturna.

Por su contenido en vitamina E y ácidos grasos omega 3 y 6, nos cuida de las anginas de pecho, trombosis e infartos.
Al estar mayoritariamente compuesto por agua y tener un alto contenido en potasio, es muy diurético, siendo ideal para la retención de líquidos.

Una de las cualidades que se le atribuyen es ser rico en fibra soluble, mejorando el tránsito intestinal. Mezclado con yogur en el desayuno es el aliado perfecto.

Precisamente por su contenido en fibra también nos ayuda a rebajar el nivel de colesterol en sangre.

El kiwi contiene una enzima llamada actidina que favorece la digestión. Siendo esta misma encima la responsable de que para poder mezclar el kiwi con gelatinas, haya que cocinarlo con anterioridad.